20.7. Textos oralizados y de autor. Recitaciones de los quintos

2329c
Adrián Lorenzo Alonso
18
San Cebrián de Campos (Tierra de Campos)
Palencia, España
María Victoria Weber-Antón
Sábado, 16 Enero, 2010

Este tipo de composiciones son recitadas por los quintos durante las fiestas de san Antón Abad celebradas en San Cebrián de Campos (Palencia). Los recitadores, ataviados con un traje tradicional, declaman montados en una mula.

Nota de María Victoria Weber-Antón:

Hay que destacar dos hechos importantes en este año:

Hasta ahora, los quintos recitaban las cuartetas en primer lugar, por orden de nacimiento. En segundo lugar lo hacían las quintas, siguiendo este mismo orden. A partir del año 2010, el criterio a seguir en el orden de recitación es la fecha de nacimiento, independientemente del sexo. Son pasos hacia una mayor igualdad entre hombres y mujeres.

Por primera vez, en 2010, no se recitan las cuartetas el mismo día de San Antón, sino el sábado 16 de enero. A partir de ahora, se celebrará la fiesta el sábado más cercano al 17 de enero, festividad de San Antón. La finalidad es, obviamente, que pueda asistir más gente en día no laborable. El cambio de fecha y la polémica suscitada al respecto se tematiza en todas las cuartetas de este año.

Versión publicada en Weber-Antón (2017: 284-288).

Cancionero
[Com.] Hoy, 16 de enero,
aunque no sea san Antón,
voy a quitarme el sombrero
para saludar al patrón.
 
Soy hijo de Elio
y de Mari Carmen la Lobilla
y vivo a las afueras
de esta nuestra villa.
 
Estudié párvulos en San Cebrián;
en Monzón, la primaria;
luego en Palencia
y ahora en León, informática.
 
De la ermita hoy venimos,
como acabará siendo tradición,
en decir las cuartetas
el día distinto a San Antón.
 
Hablando de tradición,
menuda polémica hemos creado,
porque el día de las cuartetas
hemos trasladado.
 
Parece que a alguna gente
no le gusta cambiar
y nos ha amenazado
con la fiesta boicotear.
 
Yo les recuerdo, señores,
y a la gente, si criticáis esto,
que antes las mujeres
no podían decir estos versos.
 
Los tiempos han cambiado
y ellas empezaron a recitarlos,
entonces, ¿por qué nosotros
no podemos adelantarlo?
 
Las fiestas del pueblo
hay que ponerlas en el calendario
para que puedan disfrutarlas
todo el vecindario.
 
Métase en la cabeza
que las tradiciones cambian
para que las fiestas de nuestro pueblo
se puedan celebrar.
 
La ermita de la localidad
de su look ha cambiado,
Juan Carlos Belerva
nos la ha pintado.
 
La Virgen del Prado
anda despistada,
dice que es imposible
que esto sea su antigua morada.
 
No quisiera que pasara
en un día tan tradicional
sin que yo dijera cosas
del cura de San Cebrián.
 
Se te ve muy contentillo,
con una pícara sonrisilla,
¿será porque se habrá ido
tu amigo Munilla?
 
Obispo te encumbró
y las confirmaciones celebraste;
ten cuidado, Raúl,
que su puesto está vacante.
 
Trabajas con los matrimonios,
los jóvenes y las mujeres;
también con el ayuntamiento
tienes don de gentes.
 
Eres muy querido
por todos los pinchorreros de San Cebrián;
espero que de este pueblo
no te tengas que marchar.
 
Hace pocos días
cayeron las nevadas
y las calefacciones
no estaban ni un segundo paradas.
 
Estas máquinas, señores,
funcionan con carburantes
y alguno donde Bahíllo
fue a llenar el tanque.
 
Y qué me dicen, señores,
de Carmina la Nanita,
que limpiando en el cementerio
se cayó por la uralita.
 
El miedo que tenía
era caer en depresión,
pues allí no había nadie
que la diese conversación.
 
Las fiestas han pasado
con mucha tranquilidad,
con gran variedad de cosas
que nos hicieron disfrutar.
 
Conciertos de rock folk,
teatros y pasacalles,
discomóvil y karaoke
y fuegos artificiales.
 
En el karaoke de fiestas
surgieron dos nuevos artistas,
con decirles Eros Ramazzotti,
ya les estoy dando pistas.
 
Una novedad importante
ha habido en estas fiestas:
la figura del animador
para unirse a la juerga.
 
Y es que en los pasacalles
nunca faltaba
con su cachi de cerveza
y su mochila a la espalda.
 
Y voy a seguir hablando
del ayuntamiento,
que hay que darles la enhorabuena,
pero también escarmiento.
 
Con el dinero del Plan E                                                                
han arreglado las escuelas,
Pedrito Bahíllo
las ha dejado como nuevas.
 
Rampas y escaleras,
cantos a raudales,
espero que los chiquillos
no les tiren contra los cristales.
 
Otra obra deseada
y que ya ha empezado
es el depósito del agua
que casi había caducado.
 
No sé cuántas legislaturas
se iba a empezar,
pero parece, que por fin,
en esta se va a acabar.
 
Ventanas y puertas nuevas
en el ayuntamiento,
pero seguimos sin papeleras
en ningún lugar del pueblo.
 
Y un local para los jóvenes
el ayuntamiento no quería dar
y, al final, decidimos
ir por el pueblo a buscar.
 
Tras varias vueltas y paseos,
a Mari Paz fuimos a preguntar
y, sin poner muchas pegas,
nos dejó su local.
 
Y para terminar
con el ayuntamiento,
les quiero hacer reflexionar
sobre un acontecimiento.
 
El otro año en Nochevieja
trescientos euros disteis
para una discoteca móvil
y al Sevi feliz le hicisteis.
 
Pero este año parece
que la cosa ha cambiado,
y lo que antes era bueno
ahora parece malo.
 
Y para todo esto hay que tener
siempre el mismo criterio
y no, porque a alguno no le guste,
quedarnos sin fiesta en el pueblo.
 
Si ponéis discoteca móvil,
en el baile la vais a armar;
yo desde aquí os digo
que voy a cerrar el bar.
 
Y parece que este comentario
al ayuntamiento ha acojonado
y por eso en Nochevieja
sin fiesta nos ha dejado.
 
Otra cosa, señores,
que no quiero dejar pasar,
es hablar de los que vienen
de fuera aquí a veranear.
 
Si se quejan en verano
por el ruido que hay,
vengan, ustedes, en invierno,
ya verás qué a gusto se está.
 
A los de la peña Straga                   
no les dejan ni respirar
llegándoles, incluso,
casi a denunciar.
 
También al Sevi
le quisieron asustar
por exceso de ruido
de las fiestas en el bar.
 
Cambiando de tema,
no me quiero olvidar
de las chicas del pueblo
que, ¡madre, cómo están!
 
Os gustan que os miren
los chicos de otros pueblos,
tenéis que pensar más
en los que estamos aquí solteros.
 
Que siempre vais divinas,
que siempre con minifalda
y esa capa de pote
siempre está asegurada.
 
Pues con la gripe A
mucho os habéis asustado,
pensabais que el virus
os iba a reducir ganado.
 
Por último, un tema
que quería tratar,
la gente que va a la briscada
solo a molestar.
 
Y es que hasta un día
fue tanta la maldad,
que la luz del baile
intentaron desconectar.
 
A esa gente la digo
que, por favor,
que si no acude más a la briscada,
nos haría un gran favor.
 
Y antes de despedirme,
quisiera aprovechar
para pedir disculpas
a to el que hubiera podido molestar.
 
Las cuartetas, señores,
a nadie quieren ofender,
son parte de nuestra cultura
y las debemos mantener.
 
Yo quiero decirles
que esta noche aquí al lado
continuaremos la fiesta;
quedan todos invitados.
 
Pues la propina esperamos
para nuestros gastos pagar,
que pasarlo bien todos
y podamos disfrutar.
 
Adiós, san Antón bendito,
adiós, san Antón Abad,
hasta que dentro de unos años
mi hermano te venga a saludar.
 
¡Viva san Antón Abad!
 
[Com.: ¡Viva los del 2010!]
2328c
Rebeca Martínez Pastor
18
San Cebrián de Campos (Tierra de Campos)
Palencia, España
María Victoria Weber-Antón
Sábado, 16 Enero, 2010

Este tipo de composiciones son recitadas por los quintos durante las fiestas de san Antón Abad celebradas en San Cebrián de Campos (Palencia). Los recitadores, ataviados con un traje tradicional, declaman montados en una mula.

Nota de María Victoria Weber-Antón:

Hay que destacar dos hechos importantes en este año:

Hasta ahora, los quintos recitaban las cuartetas en primer lugar, por orden de nacimiento. En segundo lugar lo hacían las quintas, siguiendo este mismo orden. A partir del año 2010, el criterio a seguir en el orden de recitación es la fecha de nacimiento, independientemente del sexo. Son pasos hacia una mayor igualdad entre hombres y mujeres.

Por primera vez, en 2010, no se recitan las cuartetas el mismo día de San Antón, sino el sábado 16 de enero. A partir de ahora, se celebrará la fiesta el sábado más cercano al 17 de enero, festividad de San Antón. La finalidad es, obviamente, que pueda asistir más gente en día no laborable. El cambio de fecha y la polémica suscitada al respecto se tematiza en todas las cuartetas de este año.

Nota léxica de María Victoria Weber-Antón:

patente: en San Cebrián de Campos hacía referencia a ‘la cantidad de dinero que un mozo forastero debía pagar cuando se casaba con una chica del pueblo’. Este dinero lo cobraban los quintos y quintas del año en que tenía lugar el casamiento. Era un ingreso más para los gastos de la fiesta de Quintos. Una definición cercana a esta la encontramos en el Diccionario del castellano tradicional, de Hernández Alonso (2001): “Pago que un mozo forastero debía hacer a los mozos del pueblo cuando se comprometía con una muchacha del lugar”. Para el DLE (2014) es un “convite”, la misma acepción se recoge ya en 1970 en el NTLLE. Según el Nuevo diccionario palentino de Roberto Gordaliza (1995), la patente se conoce en toda la provincia, es “el cobro de alguna merienda, alguna invitación o solamente una cuartilla de vino. El no pagar podía dar lugar a palizas, broncas etc. o a una cencerrada en la noche de bodas que podía durar hasta ocho días o más”. El cobro de la patente desaparece por completo en el pueblo de San Cebrián con la llegada del siglo XXI (Weber-Antón, 2017: 53), por lo que resulta extraño que se aluda a ella en una cuarteta de 2010. Es sin duda, una reminiscencia de la tradición.

Algunas de estas recitaciones de quintos de San Cebrián de Campos aparecen recogidas en: Weber-Antón, María Victoria (2017). Un siglo de poesía pinchorrera. Cuartetas de quintos (1912-2012). Palencia: Institución Tello Téllez de Meneses.

Cancionero
[Com.] Hoy es 16 de enero
y, rompiendo la tradición,
pido permiso a san Marcelo
para celebrar san Antón.              
 
Pensando en el futuro,
hemos tomado esta decisión,
pues creemos que lo que importa
es la devoción.
 
Acuérdense, señores,
cuando una emprendedora quintada,
hace unos cuantos años,
a mujeres permitió la entrada.
 
Y es que no me imagino
qué se diría de ellos,
pero de no haberlo hecho,
aquí solo habría dos quintos.
 
Y después de saludar
a nuestro querido patrón,
me quito el sombrero
y voy con mi presentación.
 
Mi nombre es Rebeca,
Niqui y Domi son mis padres
y con mi hermana María Isabel
podéis verme en los bares.
 
Estudio bachillerato
en el Victorio Macho
y, como no sé qué hacer después,
no hay prisa por aprobarlo.
 
Vivo a las afueras,
y aquí me tengo que quejar;
esas jodidas calles,
¿cuándo las van a asfaltar?
 
Mi madre mira con envidia
a las que barren su portada,
pues ella tendría que hacerlo
con tractor, remolque y pala.
 
En cambio, hay un gran cartel
aquí al lado de la plaza,
parece para arreglar las escuelas
sí que nos han dado pasta.
 
Y si el pueblo se puede arreglar
con ayudas y movidas de estas,
sugiero que nuestros impuestos
se destinen a las fiestas.
 
Y es que ya estamos hartos
de orquestas de tercera,
de pasacalles y muñecos
y de fiesta en días de escuela.
 
En San Cebrián somos fiesteros,
no faltamos a ningún evento,
haya baile, vermú
o disco-móvil con dos viejos.
 
Y después al pasacalles
y luego a cumplir con la misa,
llevando el traje de la peña,
nos evitamos las prisas.
 
Este verano hemos disfrutado
con actividades variadas
y ahora que tenemos animador,
ya no nos falta de nada.
 
Por si Ángel no está de humor
para prepararnos chorradas,
en la retaguardia está el Sevi
que prepara fiestas y torreznadas.
 
No sé si por tanto festejo
o solo por fastidiar,
los vecinos de enfrente
le quisieron empapelar.
 
No estarán muy acostumbrados
a esto de trasnochar;
con unos tapones en los oídos
sería fácil de arreglar.
 
Parece que está de moda
esto de poner denuncias,
pues alguna que otra peña
también se ha llevado la suya.
 
Y ahora que estamos hablando
de cosas un poco serias,
guardaros bien las espaldas,
que aquí te sorprende cualquiera.
 
Este año al correveidile
no le faltan noticias,
no han parado de pasar cosas,
estén o no hechas con malicia.
 
Por si alguien no lo sabe,
una historia les voy a contar,
se acercaban los Santos
y al cementerio fue a limpiar.
 
¡Ay qué disgusto, Carmina,
que caíste en un hoyo!
Menos mal que a las tres horas
llegó personal de apoyo.
 
Tuvo que ser muy duro,
a ti que te gusta la cháchara,
estar con alguien ahí dentro
y que no te contara nada.
 
En una buena cuarteta
algo que no puede faltar
es dedicar unos versos al cura
y a la corporación municipal.
 
No sé si el nuevo obispado
paga menos a nuestro sacerdote,
pues en fiestas pudimos verle
trabajando por la noche.
 
Iba de peña en peña
encuestando al personal,
pues con las respuestas haría
el sermón del día siguiente.
 
Raúl pone facilidades
para comodidad de su rebaño,
la misa tarde para no madrugar
y breve para después echar un trago.
 
De la labor del ayuntamiento
poco os voy a contar;
si estáis muy interesados,
se detalla en el boletín municipal.
 
Si habéis estado atentos
a las cuartetas de otros años,
los jóvenes pedíamos
un local para juntarnos.
 
Los jóvenes ya tenemos casa
para reunirnos un rato,
no gracias al ayuntamiento,
sino a la señora de Cacho.
 
Solo una sugerencia
que ya he hecho antes:
si gastamos más en fiestas,
no vamos a morirnos de hambre.
 
Y no me pongáis por excusa
la crisis que atravesamos,
que nos la recuerdan cada día
en todos los telediarios.
 
Lo que no nos cuentan
es lo que tuvimos que hacer:
pusimos el maravilloso TDT;
la tele ya no se ve.
 
Voy a cambiar de tercio,
informar de otros menesteres,
por si con el apagón de la tele
aún no están al corriente.
 
La economía va de culo,
Zapatero no lo puede remediar,
y parece que el PP
tiene otros temas que ventilar.
 
Se nota poco la labor
de los sindicatos agrarios,
¿no estáis viendo que nuestro campo
está cayendo en picado?
 
Así que ni me planteo
seguir con el negocio de mi padre,
pues parece que la agricultura
va más p’atrás que p’alante.
 
Y quizás echáis de menos
un tema muy interesante:
es la juventud de este pueblo
sus aficiones y voluntades.
 
La mayoría de los estudiantes
tienen que marcharse fuera,
así que en el pueblo quedamos
cuatro gatos y las abuelas.
 
Pero nos gusta salir de fiesta
cuando nos juntamos todos,
y si la bebida va en el maletero,
nos sale más económico.
 
Me gustaría transmitir un mensaje
a jóvenes en edad casadera:
no sé si se os ha pasado el arroz
o no lo habéis puesto en cazuela.
 
Muchos pasáis la treintena
y no se os conoce pareja;
¿no os parece que ya es hora
de hacer que el pueblo crezca?
 
Raúl estaría más contento
celebrando bodas que intierros,
los quintos cobraríamos la patente*,
que nos viene bien el dinero.
 
Diréis para qué vais a casaros,
si el matrimonio no se respeta
y hasta la infanta Elena
ya ha hecho las maletas.
 
Además está difícil
empezar con un noviazgo,
con esto de la gripe A
no podemos ni besarnos.
 
Así que a beber se ha dicho,
que el alcohol cura los males
y, estando borracho,
nadie tiene miedo a contagiarse.
 
Pero es que en este pueblo
no da miedo a contagiarse,
pues parece que a los jóvenes
les da miedo arrimarse.
 
Mozos de esta localidad,
echadle cojones,
pues serán los de fuera
los que nos bajen los pantalones.
 
Y a ver si esta noche
se llena de jóvenes el baile
y tenemos ocasión
de salir con acompañante.
 
Y si una noche de borrachera
te has sobrecalentado,
con la pastilla del día después
estará todo arreglado.
 
¿Qué haríamos sin Navidades
si Maria hubiese abortado,
con lo bien que en este pueblo
en estas fechas nos lo montamos?
 
Voces nuevas en la radio,
los Reyes también nos visitaron
y, como es costumbre en Noche Vieja,
otra vez a disfrazarnos.
 
Aunque hemos echado de menos
el baile para mover el esqueleto,
no nos gustaría el próximo año
pasar la Nochevieja fuera del pueblo.
 
Me parece que ya es hora
de ir terminando,
os he dado una buena chapa
rimando y rimando.
 
Aunque estamos en crisis,
unos eurillos sí tendrán
para el sombrero de los quintos
si esta noche van a bailar.
 
En los quintos del 2009
hubo mucho personal,
igualarlo este año
no estaría nada mal.
 
Así que animo a todos,
forasteros y pinchorreros,
que después de la merienda,
vayáis a echar un bailoteo.
 
Mi adiós a san Antón,
mis gracias a todo el pueblo
y, por haberle robado este día,
mil perdones a san Marcelo.
 
¡Viva san Antón Abad!
 
[Com.: ¡Viva los del 2010!]
2327c
Vanessa López Asenjo
18
San Cebrián de Campos (Tierra de Campos)
Palencia, España
María Victoria Weber-Antón
Sábado, 16 Enero, 2010

Este tipo de composiciones son recitadas por los quintos durante las fiestas de san Antón Abad celebradas en San Cebrián de Campos (Palencia). Los recitadores, ataviados con un traje tradicional, declaman montados en una mula.

Nota de María Victoria Weber-Antón:

Hay que destacar dos hechos importantes en este año:

Hasta ahora, los quintos recitaban las cuartetas en primer lugar, por orden de nacimiento. En segundo lugar lo hacían las quintas, siguiendo este mismo orden. A partir del año 2010, el criterio a seguir en el orden de recitación es la fecha de nacimiento, independientemente del sexo. Son pasos hacia una mayor igualdad entre hombres y mujeres.

Por primera vez, en 2010, no se recitan las cuartetas el mismo día de San Antón, sino el sábado 16 de enero. A partir de ahora, se celebrará la fiesta el sábado más cercano al 17 de enero, festividad de San Antón. La finalidad es, obviamente, que pueda asistir más gente en día no laborable. El cambio de fecha y la polémica suscitada al respecto se tematiza en todas las cuartetas de este año.

Versión publicada en Weber-Antón (2017: 292-297).

Cancionero
[Com.] Hoy, 16 de enero,
veneramos a san Antón,
aunque no es 17
ni es de tradición.
 
Esperando nos perdone
nuestro querido patrón,
nosotros lo hemos hecho
con nuestra mejor intención.
 
Aquí hemos oído
muchas quejas de la gente,
muchas cosas a la espalda,
pero a la cara no se atreven.
 
En la casa de los quintos
ya hemos llamado la atención
y es que algún impresentable
nos ha jodido la instalación.
 
Creo que me conocéis,
pero me voy a presentar
para quitarme el sombrero
ante toda la vecindad.
 
Vanessa es mi nombre;
López, mi apellido,
pero todos me conocen
como la hija de Merino.
 
Mi madre, de Piña;
mi padre, de este pueblo;
yo, de San Cebrián
y de orgullo pinchorrero.
 
De mi vida personal
poco les puedo contar,
pues que aquí sigo estudiando
en nuestra capital.
 
Entre las faldas de mi madre
he pasado mi niñez,
hasta que por fin un buen día
superé la timidez.
 
Ahora a casa
me tienen que mandar volver,
algún día hago la tres catorce
y vuelvo a salir otra vez.
 
Si yo hubiera sido chico,
tenía el futuro sentenciado,
a tractor en invierno
y a regar en verano.
 
Seguro que a mi padre
esto le hubiera encantado,
pero con los tiempos que corren
creo que se ha alegrado.
 
Agricultores y ganaderos
están hasta los cojones
de que todos los gobiernos
no les den soluciones.
 
Les pagan una miseria
por cosechas y ganado
y hasta alguno con la leche
el campo ha regado.
 
Como todos ya sabéis,
mi padre ya no está en el campo;
sus problemas de salud
le han obligado a dejarlo.
 
Pero no pasa nada,
ahí tenemos a Federico,
que con la familia Correas
parece que hacen buen equipo.
 
Con tanto tiempo libre, Juli,
tendrás que dar en algo,
que otro tipo de actividades
te hemos visto realizando.
 
Ahora haces de paje
o de nuestros queridos Reyes Magos
y de locutor en la radio
también te hemos escuchado.
 
La Reyes te ha apuntado
a un curso de cocina
y parece que te ha enviado
directo a la guillotina.
 
No sé si será Arguiñano
o un Ferran Adrià,
lo que sí que tiene claro,
que tiene ganas de terminar.
 
Estamos en crisis
a nivel general,
pero parece que no afecta
al ayuntamiento de San Cebrián.
 
De la economía pinchorrera
tenemos que destacar
todas las mejoras
de nuestra localidad.
 
La casa consistorial
está poniendo empeño
en la reparación
de los locales del pueblo.
 
Se han arreglado las escuelas
con nuevas puertas y ventanas,
arreglando los accesos
y reparando las fachadas.
 
También el ayuntamiento
tiene nuevas ventanas,
pero y la calefacción,
¿para cuándo la acaban?
 
En invierno o en verano
no tienes por qué aburrirte;
hay actividades
para que puedas divertirte.
 
Unos días gimnasia,
otros, pintura o baile
y, si eres un poco mañoso,
tienes manualidades.
 
Ya ahora, señores,
dejemos al ayuntamiento
para poder hablar
de otros temas del pueblo.
 
¿Qué ha pasado en la Fragua,
en el bar del Sevillano?
Parece que por el ruido
alguien le ha denunciado.
 
Aunque no ha sido el primero,
a los chavales les ha pasado,
por romper una teja
treinta euros les han cobrado.
 
Los padres disgustados
por los que vienen en verano,
mucho nos gusta el pueblo,
pero a la mínima me enfado.
 
Y qué queréis que os diga,
dejad de tocar los cojones,
para una vez que venís al pueblo,
aquí te callas y te jodes.
 
Cambiando ya de tema,
las fiestas quiero tocar
y es que las de septiembre
han dado poco que hablar.
 
Han traído unas orquestas
que no eran para bailar
y con los músicos borrachos
debieron de terminar.
 
Muchas actividades
para los niños poder jugar,
pero a los mayorcitos
con eso nos mandan al bar.
 
Y algún incidente
tenemos que recordar,
pues por casa de la Nanita
la pasaron a liar.
 
Los mozos de Villoldo
los geranios la jodieron
y al día siguiente, arrepentidos,
la trajeron unos tiestos.
 
Y llegaron los Santos
y se fue al cementerio
y parece que limpiando
se lo tomó muy en serio.
 
Si el cementerio vas a visitar,
mira bien por dónde vas
y ten cuidado dónde pisas,
no te vayas a asustar.
 
Y es que, Carmina,
un móvil te tienes que echar;
cuando sales de casa,
no sabes lo que va a pasar.
 
Ahora a Raúl
le tiene que tocar,
como es de costumbre,
no se puede librar.
 
Si con el cura quieres hablar,
pásate por algún bar,
que, rodeado de colegas,
allí siempre suele estar.
 
Tomando unas cañas
o viendo al Madrid jugar,
el caso es que allí una misa
bien nos podías dar.
 
Un consejo, párroco,
si no quieres sufrir,
hazte del Barcelona
y deja al Real Madrid.
 
El año pasado en los quintos
la madrugada fue accidentada
y la tapia de mi amigo Poleas
no amanecía pinada.
 
Así que ya sabes, Santi,
asegura bien esa tapia,
si no quieres algún día
tener invitados en casa.
 
La Nochebuena en Villoldo, amigas,
estuvo muy animada,
pero parece que a la vuelta
alguna sorpresa quedaba.
 
Si a casa quieres volver
y al coche le ha cogido la helada,
no seas impaciente,
si la luna está empañada.
 
Al día siguiente,
Domi se levanta
y el piloto del coche
rápido echa en falta.
 
Cambiando de tema
y, ya para terminar,
vamos con los mozos
de esta localidad.
 
La crisis en amores
ya se empieza a notar,
cada vez hay menos libres
a la hora de ligar.
 
Algunas de mis amigas
novio han encontrado,
tanto y tanto le agarran
que parece que se han casado.
 
No tengáis miedo, chicas,
que no os le voy a quitar,
que estoy esperando a alguno
que la tierra sepa labrar.
 
Así que ya sabéis,
si hay algún interesado
que quiera venir conmigo
a regar algún día en verano,
 
que si vamos a ver el agua,
pero todavía no ha llegado,
en ese tiempo, chicos,
se puede escapar la mano.
 
Ahora no tenéis excusa,
ya usamos minifalda,
¿a ver si es que tenéis miedo
de ver una buena tanga?
 
Con esto me despido,
viene Rebeca detrás,
si en algo les he ofendido,
me sepan perdonar.
 
Adiós, san Antón bendito,
adiós a la vecindad,
no olvidéis que esta noche
tenéis cita para bailar.
 
¡Viva san Antón Abad!
 
[Com.: ¡Viva los del 2010!]
2326c
José Manuel Alonso Cuadrado
18
San Cebrián de Campos (Tierra de Campos)
Palencia, España
María Victoria Weber-Antón
Sábado, 16 Enero, 2010

Este tipo de composiciones son recitadas por los quintos durante las fiestas de san Antón Abad celebradas en San Cebrián de Campos (Palencia). Los recitadores, ataviados con un traje tradicional, declaman montados en una mula.

Nota de María Victoria Weber-Antón:

Hay que destacar dos hechos importantes en este año:

Hasta ahora, los quintos recitaban las cuartetas en primer lugar, por orden de nacimiento. En segundo lugar lo hacían las quintas, siguiendo este mismo orden. A partir del año 2010, el criterio a seguir en el orden de recitación es la fecha de nacimiento, independientemente del sexo. Son pasos hacia una mayor igualdad entre hombres y mujeres.

Por primera vez, en 2010, no se recitan las cuartetas el mismo día de San Antón, sino el sábado 16 de enero. A partir de ahora, se celebrará la fiesta el sábado más cercano al 17 de enero, festividad de San Antón. La finalidad es, obviamente, que pueda asistir más gente en día no laborable. El cambio de fecha y la polémica suscitada al respecto se tematiza en todas las cuartetas de este año.

Notas léxicas de María Victoria Weber-Antón:

presignarse: ‘persignarse’. Aquí se produce una metátesis entre e y r, el resultado es la confusión del verbo presignarse con persignarse. Es una pronunciación muy extendida por toda la geografía española. Según el Diccionario panhispánico de dudas de la RAE (2005): “es incorrecta la forma presignar(se), debida al cruce con el prefijo pre.

Versión publicada en Weber-Antón (2017: 289-292).

Cancionero
[Com.] ¡Oh, glorioso san Antón!,
aunque hoy no es 17 de enero,
como es costumbre en el pueblo,
voy a quitarme el sombrero.
 
Conocido soy de todos,
nací en esta población,
les diremos unos versos
para seguir la tradición.
 
Mi madre, de Villaherreros
les vendía pescadillas,
mi padre es un Lobillo
que cuida sus ovejillas.
 
Yo estudiante de Palencia,
labrándome mi futuro
para, cuando sea mayor,
poder ganar un duro.
 
Si es que encontramos un curro
o sitio donde trabajar,
porque están dejando España
más parecido a un solar.
 
Y nos dijo Zapatero
no tengáis preocupación,
aquí no hay crisis, señores,
hay una leve desaceleración.
 
Más bien diría frenazo
con parada de motor,
se le han fundido las bielas,
le echa humo el carburador.
 
Los coches ya no se venden,
se paró la construcción,
las fábricas se cerraron,
¿no estaremos en recesión?
 
En campaña electoral
pleno empleo prometió,
se le ha debido olvidar,
¿o acaso es que nos mintió?
 
Cuando ves las largas colas
de parados del INEM,
solo queda presignarse*:
“Padre, Hijo, Espíritu Santo, amén”.
 
Con la iglesia hemos topado,
como dijo don Quijote,
le diremos unos versos
a tan singular sacerdote.
 
Si está diciendo la misma,
está detrás del altar
y cuando dice el rosario,
delante la barra el bar.
 
Campamentos para jóvenes,
fiesta en la casa rural,
si les hablas de la iglesia,
te dicen: “tralará tralará”.
 
A misa no van los niños
ni jóvenes ni adolescentes,
como no cambie el sistema,
te quedarás sin clientes.
 
No se me ofenda Raúl,
no creo que se haya enfadado,
por el pueblo de San Cebrián
eres lo mejor que ha pasado.
 
Dejaremos lo divino,
hablaremos de lo humano,
vayámonos con las mozas,
intentaremos meter las mano.
 
Engañáis a vuestros padres,
solo les contáis patrañas;
les dicen que van a estudiar
y se van de vinos y cañas.
 
Estudiantes que estudiáis
la gramática latina,
¿cuántos pelos tiene un gato
en la punta la minina?
 
Se ponen para provocar
unas pequeñas camisetas
para enseñar el ombligo
y marcar dos buenas tetas.
 
Se colocan unas faldas,
más que faldas son falditas,
que parece las usaban
cuando eran pequeñitas.
 
Al echarse para alante
tienen que tener cuidado,
se ven los Picos de Europa
y el Cañón del Colorado.
 
Se peinan y se maquillan,
se arreglan el entrecejo,
se perfuman para oler bien
y se depilan el conejo.
 
El esfuerzo valió la pena,
tenemos que reconocer,
aunque tengan cara niña,
salen siendo una mujer.
 
La verdad es que están guapas,
van llamando la atención,
¿pero hay que arreglarse tanto
para ir de botellón?
 
A la hora de ligar
ellas suelen escoger;
si no estás motorizado,
no tienes nada que hacer.
 
Ahora que ya he sacado el carné,
mozas, os voy a decir
a ver si me hacéis caso
que estoy a verlas venir.
 
Las gusta que tengas coche
pa poder darse el filete
y, si la noche se calienta,
poder echar un polvete.
 
A ti, glorioso san Antón,
solo te quiero pedir
que me busques una novia
que tenga buen perejil.
 
Decirle a la alcaldesa
que ya tenemos local;
no se estruje la cabeza,
que nos le dejó Mari Paz.
 
La casa consistorial
tenemos en reparación,
han cambiado las ventanas,
puertas y calefacción.
 
Yo quisiera preguntar
al querido ayuntamiento,
¿cuándo terminan las obras
del nuevo abastecimiento?
 
Tanta cal y tanta arena
bebemos desde hace tiempo,
se nos va a joder el riñón
y vamos a mear cemento.
 
Arreglaron las escuelas
con el famoso Plan E,
la mitad del presupuesto
se lo ha llevado el cartel.
 
Tenemos nuevo cargo
en este ayuntamiento,
es el animador cultural,
¿cuándo termina este cuento?
 
¿Qué les voy a contar yo
de esta profunda amargura
que tienen los ganaderos
y también la agricultura?
 
Es muy triste y lamentable
que se maten trabajando
para que otros se hagan ricos
y ellos se están arruinando.
 
Eran pocos en el campo
a tocarnos los cojones,
que nos meten una plaga
de millones de ratones.
 
Los pueblos se están muriendo,
dicen los politiquillos,
y los intentan repoblar
con ratones y topillos.
 
Mejor que no nos ayuden
si lo hacen de esta manera,
la última hazaña que han hecho
es cerrarnos la escombrera.
 
Atención los jubilados,
la Seguridad Social
para sanear sus cuentas
ha soltado un virus mortal.
 
La llaman gripe del cerdo,
antes era la del pollo,
para no pagar pensiones
os van a mandar al hoyo.
 
Decir a los de Amusco
que tengan cuidado esta noche,
no se estrechen las calles
y se la den con el coche.
 
Quedan otros muchos temas
que podríamos tocar,
pero se está haciendo tarde,
tenemos que ir a merendar.
 
Solo me queda invitaros
a que vayáis a bailar,
felicitaros el año
que acaba de comenzar.
 
Adiós, mujeres y niños
y a toda la vecindad,
yo me despido diciendo
¡viva san Antón Abad!
 
[Com.: ¡Viva los del 2010!]
2325c
Natalia Aguado Ramos
18
San Cebrián de Campos (Tierra de Campos)
Palencia, España
María Victoria Weber-Antón
Sábado, 16 Enero, 2010

Este tipo de composiciones son recitadas por los quintos durante las fiestas de san Antón Abad celebradas en San Cebrián de Campos (Palencia). Los recitadores, ataviados con un traje tradicional, declaman montados en una mula.

Nota de María Victoria Weber-Antón:

Hay que destacar dos hechos importantes en este año:

Hasta ahora, los quintos recitaban las cuartetas en primer lugar, por orden de nacimiento. En segundo lugar lo hacían las quintas, siguiendo este mismo orden. A partir del año 2010, el criterio a seguir en el orden de recitación es la fecha de nacimiento, independientemente del sexo. Son pasos hacia una mayor igualdad entre hombres y mujeres.

Por primera vez, en 2010, no se recitan las cuartetas el mismo día de San Antón, sino el sábado 16 de enero. A partir de ahora, se celebrará la fiesta el sábado más cercano al 17 de enero, festividad de San Antón. La finalidad es, obviamente, que pueda asistir más gente en día no laborable. El cambio de fecha y la polémica suscitada al respecto se tematiza en todas las cuartetas de este año.

Versión publicada en Weber-Antón (2017: 281-284).

Cancionero
[Com.] ¡Oh, glorioso san Antón!,
hoy, 16 de enero,
la primera quinta del año
saluda al pueblo pinchorrero.
 
Año tras año los quintos
a saludarte venimos
y hoy, como ves, san Antón,
los del 2010 cumplimos.
 
Me toca empezar a mí,
los turnos ya se han cambiado,
la igualdad es un derecho
que aquí sí que se ha aplicado.
 
Todavía no es San Antón,
pues hemos cambiado la fecha,
pero no importa, pinchorreros,
la ilusión es lo que cuenta.
 
Ser flexibles con las fechas
es de gente inteligente,
hay que adaptarse a los tiempos
para que acuda más gente.
 
En su día se cambió
la de la Virgen del Prado
y todos somos conscientes
de que dio buen resultado.
 
Somos pocos en los pueblos,
se habla de despoblación;
si no nos ponemos al día,
¿dónde irá esta tradición?
 
Solo somos cinco quintos,
hubo poca natalidad;
lo importante no es el número,
lo que sobra es calidad.
 
Desde pequeños, amigos;
mil historias que contar,
y este año la quintada,
que nunca vamos a olvidar.
 
Somos muchas mujeres,
¡pues qué le vamos a hacer!,
está claro que a los hombres
les toca obedecer.
 
Los jóvenes de hoy en día
necesitamos recogernos
en otro sitio que en el bar,
pues no tenemos presupuesto.
 
Y por falta de local,
a pesar de peticiones,
un vecino del pueblo
lo dejó sin condiciones.
 
Que seamos tantas chicas
se nota en el ambiente,
los chicos de otros pueblos
vienen a ver que se cuece.
 
Con los pueblos vecinos
hay buena relación,
sobre todo con Villoldo,
nos queremos un montón.
 
A nosotros nos critican
de que nunca nos mojamos,
pero cuando necesitan algo,
de nosotros echan mano.
 
La escuela de verano
la sacamos adelante
aprendiendo de los fallos
y eso es lo más importante.
 
De la asociación juvenil
hemos tomado los cargos
para empezar el año
intentando aportar algo.
 
Ahora todos los chicos,
prestad mucha atención,
que allá van unos versos
con la mejor intención.
 
Apeados a la barra
os pasáis la noche entera
esperando a ver si cae
de madura alguna breva.
 
Con el cubata en la mano
os ponéis largos los dientes
y la cabeza sacáis
y otras cosas muy calientes.
 
Cuando se acaba la noche,
decís alguna parida
y a casa marcháis
a concluir la partida.
 
Así, pues, amigos míos,
habrá que echarle salero,
si no queréis que liguemos
siempre con un forastero.
 
Orgullosa de ser
hija de agricultor
y una madre que trabaja
el arte de la restauración.
 
A mí me gustan los pueblos,
me ilusiona el mundo rural,
lástima que tanta gente
lo tenga que abandonar.
 
Y siguiendo con el tema,
¡ay qué problema, señores!
nadie da con la solución
que subsane tantos errores.
 
Pero hablan de despoblación,
del futuro de nuestros pueblos;
mucha literatura,
no se lo creen ni ellos.
 
Políticos y sindicatos
sueltan y sueltan promesas,
los precios son más baratos
y el campo se muere de pena.
 
Este año se reducen
las ayudas de la PAC,
¿qué será de mi padre
y de todos los demás?
 
La economía está muy floja,
lo estamos pasando mal,
los bancos se lo llevaron
y se lo vuelven a dar.
 
Esto sí que tiene gracia,
los que roban son los buenos
y de premio, pobrecillos,
les inyectan más dinero.
 
Una luz apareció
con la presencia de Obama,
los pobres del mundo entero
recobraron la esperanza.
 
Pero el tiempo va pasando
y lo que eran ilusiones
se van poco a poco acallando
ante tantas oposiciones.
 
La guerra de Afganistán
tenía los días contados,
las muertes van cayendo,
las bombas y atentados.
 
Y esto no es lo peor
en este mundo occidental,
el progreso que disfrutamos
mata a media humanidad.
 
El hambre y las desigualdades,
el sida y la corrupción,
y luego todos nos quejamos
de tanta desilusión.
 
Y después de este repaso,
un repaso que da pena,
voy a hablar de mi futuro,
voy a hablar de mi carrera.
 
El futuro es lo que manda
y eso es lo que busco yo,
ahora estudio en Salamanca,
mucha ciencia y diversión.
 
A la hora de elegir
qué carrera escoger,
me incliné por biología
y ahora me toca aprender.
 
Ojalá que esta carrera
me ayude a entender muchas cosa,
descifrar misterios de la vida,
de campos frutales y rosas.
 
Y ahora quiero seguir
hablando de religión,
unas palabras merece
el jefe de esta institución.
 
Y qué decir del cura del pueblo,
si sabe lo que pienso de él,
es un gran amigo mío
y eso es muy de agradecer.
 
Que si el campamento de la zona,
que si una charlita en el bar,
lo que es bien interesante
son los consejos que nos da.
 
A Raúl, nuestro curita,
no se le puede olvidar
que, aunque es amigo mío,
hoy le voy a criticar.
 
Que la Iglesia no funciona,
que Munilla no me va,
tú tranquilo, Raúl,
que ya está en San Sebastián.
 
Aquí te queremos mucho,
siempre hay alguien que dirá
y yo a vece me pregunto
si no podrías darnos más.
 
Y antes de terminar
quiero dar una opinión
de nuestras autoridades,
de nuestra corporación.
 
El ayuntamiento no está mal,
pues se ven las diferencia:
boletín informativo
y buzón de sugerencias.
 
Las comisiones abiertas
para poder participar
y resolver los problemas
en lugar de criticar.
 
Pero faltan las asambleas
que prometieron hacer,
tan solo una hemos tenido,
¿no interesará tal vez?
 
Algún día no sabemos
si informática o pintura,
que si a yoga o a gimnasia,
que si a la Biblia del cura.
 
En San Cebrián la cultura
siempre ayudó a pensar,
ahora todos son cursos
para el rato pasar.
 
Los tiempos son complicados
para quienes sirven al pueblo,
mis palabras son de ánimo,
¡adelante, compañeros!
 
Y ahora sí que termino
mi cuarteta o mi opinión
deseando lo mejor
para toda la población.
 
Vamos a divertirnos,
vamos a hacer vecindad,
vamos a reconocer
nuestra mayoría de edad.
 
Divertíos y sed generosos,
de todo el pueblo es la fiesta,
pero solo somos los quintos
los que pagamos la orquesta.
 
¡Vivan los quintos de este año,
viva san Antón Abad,
vivan todos los forasteros
y viva y viva San Cebrián!
 
¡Viva san Antón Abad!
 
[Com.: ¡Viva los del 2010!]
2324c
Lorena Perrote Rebollar
18
San Cebrián de Campos (Tierra de Campos)
Palencia, España
María Victoria Weber-Antón
Miércoles, 17 Enero, 2001

Este tipo de composiciones son recitadas por los quintos durante las fiestas de san Antón Abad celebradas en San Cebrián de Campos (Palencia). Los recitadores, ataviados con un traje tradicional, declaman montados en una mula.

Nota de María Victoria Weber-Antón:

El 31 de diciembre de 2001 queda suspendido en España el servicio militar obligatorio. Se creará un ejército profesional. La mayoría de los reclutas del año 2001 no tendrá que cumplir el servicio militar, ya que el 31 de diciembre todos los soldados deberían estar ya licenciados.

Por ello, ninguno de los quintos de 2001 de San Cebrián de Campos se incorporará a filas. Sin embargo, sí se celebra la quintada, manteniéndose así, y hasta la actualidad, la fiesta de Quintos y la tradición de recitar las cuartetas en la festividad de San Antón.

Versión publicada en Weber-Antón (2017: 263-266).

Cancionero
¡Oh, glorioso san Antón!,
hoy, 17 de enero,
esta moza pinchorrera
se quita su sombrero.
 
En esta tarde de invierno
veneramos a san Antón,
como desde hace muchos años;
es una tradición.
 
Como ustedes ya sabrán,
Lore me suelen llamar,
hija de Chus y la Sita
ambos de San Cebrián.
 
Mis mejores recuerdos
de la infancia son,
las lecciones de abecedario
que doña Piedad nos enseñó.
 
Marché a Monzón,
tras párvulos estudiar,
estudié con Nevares,
lo pude superar.
 
De ahí a la Tejera
en busca de emociones
y lo único que encontré
fue suspensos con cojones.
 
Tres años de mi vida
en el instituto yo perdí
y a los 16 años
me tuve que ir de allí.
 
Con la Mari y con Migue
fue como empecé,
en la Tasca Pinchorrera
me puse a dar café.
 
De un día para otro
le querían traspasar,
me pensé lo del traspaso
y decidí coger el bar.
 
Si alguno me quiere encontrar,
ya sabe dónde me tiene que buscar,
le pondré una tapa
y algo para tomar.
 
Si quieren ver boxeo,
no hace falta ir a un ring,
cualquier bar de este pueblo
de ello les puede servir.
 
Así que el 28 de julio,
si se ponen a recordar,
había fiesta en el pueblo
y me la tuvieron que fastidiar.
 
Primero hubo voces,
luego fueron tortazos
y lo que remató la fiesta,
fue un buen botellazo.
 
Pero esto no queda aquí,
ha durado todo el verano
y movida tras movida,
a alguno le ha tocado.
 
Y es que esto, señores,
es una lotería,
al que le toca es porque juega
o porque la busca todo el día.
 
Cambiando ya de tema,
con el alcalde voy a pasar,
que sigue siendo Pedro
porque le han vuelto a votar.
 
A usted, señor Pedro,
le quiero resaltar,
me tiene hasta las narices
con tanta Navidad.
 
Comenzando con las obras
de esta localidad,
empezamos con el agua;
es la mayor dificultad.
 
Con esto del pozo nuevo,
en esto de meter el agua,
¿no nos quedarán las calles
como el río Nicaragua?
 
Seguimos con las obras
continuando con el frontón,
al que han hecho unas gradas
y puesto un buen portón.
 
En el paseo de Extramuros
han hecho unas reformas,
han arreglado las aceras
y puesto nuevas farolas.
 
Yo vivo en las eras bajas,
según me han contado,
y sigo andando por un camino
sin aún estar asfaltado.
 
Ya se lo digo, Pedro,
cuál es la primer obra del año,
seguro que llega el 2004
y se lo tiene que recordar mi hermano.
 
La carretera de Ribas
quince días sin circular,
la arreglaron entera
hasta llegar a la general.
 
He oído quejas,
aunque creo que es normal,
la han dejado muy estrecha
y no se puede adelantar.
 
En el bar un comentario
del señor cura escuché:
las críticas del año pasado
no le habían sentado bien.
 
¿Por qué no al señor cura
vamos a criticar?
Ya le habrán dicho, Jesús,
es con buena voluntad.
 
A su coche, ¿qué le pasa,
que no se le puede manchar?,
y cuando da misa en la ermita,
le tienen que llevar.
 
Pasemos a otro tema,
no se me vaya a molestar,
no quiero tener problemas
cuando me vaya a confesar.
 
A la iglesia no voy mucho,
pues frío no quiero pasar,
no sé cuándo Jesús
se nos va a modernizar.
 
Vamos con un tema
que interesa a mozas en general,
son los mozos pinchorreros
que no están nada mal.
 
Algunos de los chicos
de esta localidad
están con el teatro
que no paran de actuar.
 
Han recorrido la provincia
con el Florido pensil.
¿Cuál será la siguiente obra
con la que tanto hagan reír?
 
Con la ayuda del pueblo
la radio se ha podido realizar;
están todos contentos,
a todos hizo disfrutar.
 
Y de estos quintos míos
y la enramada, ¿qué voy a decir?,
si yo al día siguiente
de casa no podía salir.
 
Esto de las rosas
se ha convertido en tradición,
a todas las quintas
nos llena de emoción.
 
Aunque hubo alguna moza
que no estaba en la cama;
estos quintos se molestaron
y no olieron una rama.
 
En la tele y en la radio,
en las revistas y diarios
solo se puede leer
que ha habido otro atentado.
 
Pues de unos meses hasta aquí
no les podría yo contar
con los dedos de las manos
a los que han podido matar.
 
A estos numerosos cabrones
y, perdonen la expresión,
les ataba de los cojones
y les colgaba del balcón.
 
Este año en las fiestas
nos dio una buena procesión:
cuatro cirios y un pollo
animaron la población.
 
También fue un toro
el que por la noche salió,
la peña del Pelu y Chuma
la juventud dio animación.
 
En la noche de Nochevieja,
es lo último que voy a contar,
como la mayoría ya sabe,
me jodieron el lavabo del bar.
 
Con tanta merluza fresca,
¿qué se puede esperar?,
a esas horas de la mañana
consejos pocos en San Cebrián.
 
En las noticias de última hora
tenemos que destacar
el intento de robo al Zurdo
a las puertas de mi bar.
 
Para un día que cierro pronto,
no era de imaginar,
aunque les tengo que dar las gracias,
pues no llegaron a entrar al bar.
 
Al panadero, el señorito
le llama su amigo Miguel,
se van de fiesta a Palencia
y se olvidan en volver.
 
Pacheco esperando en la puerta,
pues pan había que hacer,
pero Pepín no se acordaba
que un obrero tenía que atender.
 
Con esto me despido,
no les quiero aburrir,
espero que esta tarde
se hayan podido divertir.
 
Si a alguien he faltado,
no era esa mi intención;
ya que soy la última,
doy gracias por su atención.
 
Adiós, san Antón bendito,
adiós, san Antón Abad,
les espero esta noche
con mis quintos a bailar.
 
¡Viva san Antón Abad!
2323c
María Luisa Pastor Acosta
18
San Cebrián de Campos (Tierra de Campos)
Palencia, España
María Victoria Weber-Antón
Miércoles, 17 Enero, 2001

Este tipo de composiciones son recitadas por los quintos durante las fiestas de san Antón Abad celebradas en San Cebrián de Campos (Palencia). Los recitadores, ataviados con un traje tradicional, declaman montados en una mula.

Nota de María Victoria Weber-Antón:

El 31 de diciembre de 2001 queda suspendido en España el servicio militar obligatorio. Se creará un ejército profesional. La mayoría de los reclutas del año 2001 no tendrá que cumplir el servicio militar, ya que el 31 de diciembre todos los soldados deberían estar ya licenciados.

Por ello, ninguno de los quintos de 2001 de San Cebrián de Campos se incorporará a filas. Sin embargo, sí se celebra la quintada, manteniéndose así, y hasta la actualidad, la fiesta de Quintos y la tradición de recitar las cuartetas en la festividad de San Antón.

Algunas de estas recitaciones de quintos de San Cebrián de Campos aparecen recogidas en: Weber-Antón, María Victoria (2017). Un siglo de poesía pinchorrera. Cuartetas de quintos (1912-2012). Palencia: Institución Tello Téllez de Meneses.

Cancionero
¡Oh, glorioso san Antón!
hoy, 17 de enero,
la mayor de Luisa y Domi
saluda al pueblo entero.
 
Después de saludar al pueblo
y de saludar al patrón,
me quitaré el sombrero,
como es de tradición.
 
Mi vida en un par de versos
os la puedo relatar,
empezando por nuestra escuela,
el parvulario de San Cebrián.
 
Tras Monzón y la Tejera,
al Victorio Macho fui a parar,
pudiendo de esta forma
el bachillerato terminar.
 
Cuando finalice la carrera,
ya sé dónde acabaré,
en una gran cola
situada en el INEM.
 
Pero no pasa nada,
Domi tiene la solución,
un par de hectáreas de remolacha
para arreglar esta situación.
 
Ahora cambiaré de tema,
tocaré algo más general,
son los acontecimientos
de nuestra localidad.
 
Empezaré por el ayuntamiento,
como va siendo tradición,
que ha puesto farolas y aceras
por toda la población.
 
Tras 18 años de vida
a mi casa podré llegar
caminando por una acera,
como toda persona normal.
 
Pero parece que al señor Pedro
el presupuesto se le terminó
cuando tuvo que añadir una farola
para que vea la familia Pastor.
 
Con este gran alcalde
todo puede pasar,
que comencemos un parque
sin el otro terminar.
 
Hagamos un monumento
a tal singular regidor,
que comenzó muchas obras
pero ninguna terminó.
 
Y es que, amigo Pedro,
la miseria es muy mala,
no nos luce nada el pelo,
no nos sirve para nada.
 
Finalizaron las obras
del pozo de San Cebrián,
nos gastamos el dinero
sin ver el agua aflorar.
 
Y es que este pueblo, señores,
es del todo tradicional,
nos lavamos en palanganas
por no podernos duchar.
 
Ahora le toca a don Jesús,
que no se va a librar,
aunque por estos eventos
no le guste ni pisar.
 
Nos retrasa el horario de misa
para poderse extender más
y llevarnos de la iglesia
a casa a comer ya.
 
Tiene gran voz de tenor,
que es digna de admirar,
solemos ir a misa
a ver a Pavarotti cantar.
 
Finalizadas las obras
de nuestro altar mayor,
nos dieron una gran fiesta
para su inauguración.
 
Ha quedado muy bonito
y es de agradecer
a quienes han colaborado
en conservar este bien.
 
Tenemos gran patrimonio
en el pueblo de San Cebrián,
es el número de jóvenes
en edad de participar.
 
Retomamos la tarea
de la Asociación Fuente del Val,
intentamos, con ilusión,
el pueblo mejorar.
 
El ayuntamiento dio su apoyo
con un estupendo local,
que si saltamos en él un poco,
en el baile vamos a acabar.
 
La recogida de mobiliario
es algo fundamental,
parece que Caja España
va a ser quien nos lo dará.
 
Tuvo gran actividad
el grupo de teatro El Toril,
recogieron muchos aplausos
con su obra El Florido Pensil.
 
Hemos tenido este año,
por dos veces, radio local
una en las fiestas de la Virgen,
otra en las de Navidad.
 
Todo el pueblo ha puesto
en ella gran ilusión,
unos con su trabajo,
otros con la sintonización.
 
El boom de la construcción
aquí ha sido muy importante
y es que voy a tener vecinos
de ahora en adelante.
 
Dicen de este pueblo
que es del todo rural,
aunque por el precio del terreno,
más bien parece la capital.
 
Ha saltado la sorpresa
en el pueblo de San Cebrián,
por fin tenemos bombillas
en el cartel de “Feliz Navidad”.
 
Acontecimiento importante
hubo en el año 2000;
con la subida del gasoil
en burra tendremos que ir.
 
Honraremos a este santo,
¡oh, glorioso san Antón!
y agradeceremos a Aznar
el mantener esta tradición.
 
Y es que España va muy bien,
va muy bien pa los de siempre,
pa Repsol, para CAMPSA
y para nuestro presidente.
 
Bajaremos los impuestos,
los carburantes también,
y así fuimos todos contentos
otra vez a votar al PP.
 
Así que el 12 de marzo
pasó lo que estaba previsto,
dimos la mayoría
a un tío que parece muy listo.
 
Y, si alguno tienen dudas,
se lo debe preguntar
a todos los nuevos ricos
del Partido Popular.
 
Del fenómeno terrorista
hay muy poco que opinar,
que una panda de mangantes
nos quiere arrinconar.
 
Arzallus critica a unos,
Aznar a los demás
y mientras pasa el tiempo
a cualquiera nos puede tocar.
 
Se ha producido este año
fenómeno singular,
nos llenaron de concursos
para el pueblo aborregar.
 
Comenzó el Gran Hermano
en la Telecinco estatal
y ya solo se hablaba
de quién se iba a marchar.
 
Para no ser menos en esto,
también los de Antena 3
nos organizan el bus
y joderse, “España va bien”.
 
¡Qué país de pandereta!,
¡qué país original!,
nos preocupa menos el paro
que la basura audiovisual.
 
A los chicos de este pueblo
me voy a dirigir,
que no se han echado novia
ni en el mismo año 2000.
 
Mocitos de San Cebrián,
no seáis tan exigentes,
no sea que por chulitos
nos vayamos con los de enfrente.
 
Pues os voy a ir dejando
viene la Lore detrás,
que es ahora quien dirige
en este pueblo un bar.
 
Primero fue Bar Quirce,
luego Tasca Pinchorrera
y ahora, por si no lo saben,
es el bar de la Lorena.
 
Hablemos ya de fiesta,
con todos quiero contar,
verlos a todos alegres
y con ganas de bailar.
 
Además de ganas de fiesta,
también deben llevar
algo suelto en la cartera
para la orquesta poder pagar.
 
Si con estos pocos versos
a alguien he ofendido,
espero sepan perdonarme
y con esto me despido.
 
Allá va la despedida
para el pueblo de San Cebrián
adiós, san Antón bendito,
Adiós, san Antón Abad.
 
¡Viva san Antón Abad!
2322c
Raquel San Martín Rebollar
18
Gijón
Asturias, España
María Victoria Weber-Antón
Miércoles, 17 Enero, 2001

Este tipo de composiciones son recitadas por los quintos durante las fiestas de san Antón Abad celebradas en San Cebrián de Campos (Palencia). Los recitadores, ataviados con un traje tradicional, declaman montados en una mula.

Nota de María Victoria Weber-Antón:

El 31 de diciembre de 2001 queda suspendido en España el servicio militar obligatorio. Se creará un ejército profesional. La mayoría de los reclutas del año 2001 no tendrá que cumplir el servicio militar, ya que el 31 de diciembre todos los soldados deberían estar ya licenciados.

Por ello, ninguno de los quintos de 2001 de San Cebrián de Campos se incorporará a filas. Sin embargo, sí se celebra la quintada, manteniéndose así, y hasta la actualidad, la fiesta de Quintos y la tradición de recitar las cuartetas en la festividad de San Antón.

Otros datos de la informante:

Raquel es nacida y residente en Gijón, su madre es nacida y criada en San Cebrián de Campos.

Versión publicada en Weber-Antón (2017: 259-263).

Cancionero
¡Oh, glorioso san Antón!,
los quintos de este pueblo
venimos a saludarte,
como cada 17 de enero.
 
Yo soy otra
de las nietas de Teyo,
hija de Sagrario
a la que conocéis en todo el pueblo.
 
Porque sepáis algo
acerca de mi vida,
yo nací en Gijón,
pues allí vive mi familia.
 
Además de música,
que estudio por afición,
voy a empezar una carrera,
aunque lejos de Gijón.
 
En los días que corren
hay que estudiar muchos años,
para que cuando termines
te quedes sin trabajo.
 
Vengo por aquí
en vacaciones y cuando puedo
para ver a mi familia
y a la gente del pueblo.
 
Yo no voy a criticar
al cura ni al alcalde,
pues no los conozco mucho;
mis compañeros lo harán más tarde.
 
Tampoco me voy a meter
con la obras de este pueblo,
que ya he visto que son muchas,
pero no de mis impuestos.
 
Se ha cerrado el frontón,
la carretera se ha arreglado
y el retablo del altar
también se ha restaurado.
 
En el ámbito nacional
hay cosas que decir,
como que subió la gasolina
y no pudimos conducir.
 
Si iban a la gasolinera
y se quedaban sin dinero,
no era por culpa de los árabes,
sino por la del gobierno.
 
Lluvias torrenciales
azotaron al país
y los gallegos con el agua al cuello
tuvieron que vivir.
 
Lo de las vacas locas
era cosa de Inglaterra,
hasta que un día en España
encontraron una muerta.
 
El gobierno se apresuró
por decir que era un caso aislado,
pero la gente no es tonta;
no le hizo ni puto caso.
 
Aumentan los inmigrantes
que cruzan el estrecho,
aunque al día siguiente
a su tierra son devueltos.
 
Lo peor de ser mujer
son los nueve meses embarazada,
y lo peor de ser hombre,
los nueve sirviendo a la patria.
 
Pero si la mili terminó,
lo lógico sería
que nacer hombre
a todas gustaría.
 
Sin embargo, cada día son más
los hombres insatisfechos
que pasan por el quirófano
para ponerse un par de pechos.
 
Y es que muchos dicen
que en este siglo XXI
las mujeres tendremos
el control absoluto.
 
El euro sigue
en franca decadencia,
como siga a este ritmo,
nos volvemos a la peseta.
 
En los Estados Unidos
hubo una gran conmoción,
pues las pasadas elecciones
no tenían solución.
 
Durante un largo mes
estuvimos sin presidente
y tuvimos que aguantarlo
a todas horas en la tele.
 
Dejaremos estos temas
para hablarles de San Cebrián,
pues han ocurrido muchas cosas
que se merecen comentar.
 
La asociación juvenil
ha vuelto a funcionar
y con sus actividades
se ha dejado notar.
 
Cinco jóvenes hicieron
una obra de teatro
y tuvieron mucho éxito
por los pueblos actuando.
 
Todos nos reímos
viendo aquella obra,
espero que pa este año
vayan a hacer otra.
 
La radio volvió a emitir,
tras un año de descanso,
y tuvo por tres días
a la población escuchando.
 
Uno de los bares
ha cambiao de dueña
y ahora quien lo lleva
es la antigua camarera.
 
Para hablarles de las fiestas
voy a empezar por la elección de damas,
pues yo soy una de ellas
y me siento muy honrada.
 
Gracias a los chicos
que votasteis por mí
y suerte a las chicas
que quedáis por salir.
 
También gracias a mis quintos
por la maravillosa enramada
que pusisteis por la noche
en la puerta de mi casa.
 
Durante el fin de semana,
fiesta en to los lados,
en las peñas y en el baile
hasta acabar todos borrachos.
 
Pero como todo tiene un fin,
las fiestas terminaron,
al igual que esta cuarteta
que también se está acabando.
 
Antes de despedirme
y dar paso a mis compañeras,
recordarles a todos ustedes
que les esperamos en la verbena.
 
Y qué les voy a decir
a las chicas de este pueblo,
que les tengo mucho cariño
por lo bien que me acogieron.
 
Voy a pedir perdón
aunque solo sea por tradición,
si he ofendido a alguien,
no era esa mi intención.
 
Mi intención es disfrutar
de esta gran quintada
a la que mis compañeros me invitaron
y por ello le doy las gracias.
 
Un saludo cariñoso
para el pueblo en general;
se despide esta quinta
para Lorena dejar hablar.
 
¡Viva san Antón Abad!
2321c
Miguel Ángel Andés García
18
San Cebrián de Campos (Tierra de Campos)
Palencia, España
María Victoria Weber-Antón
Miércoles, 17 Enero, 2001

Debido a problemas técnicos, algunos versos no han quedado registrados en el archivo sonoro.

Este tipo de composiciones son recitadas por los quintos durante las fiestas de san Antón Abad celebradas en San Cebrián de Campos (Palencia). Los recitadores, ataviados con un traje tradicional, declaman montados en una mula.

Nota de María Victoria Weber-Antón:

El 31 de diciembre de 2001 queda suspendido en España el servicio militar obligatorio. Se creará un ejército profesional. La mayoría de los reclutas del año 2001 no tendrá que cumplir el servicio militar, ya que el 31 de diciembre todos los soldados deberían estar ya licenciados.

Por ello, ninguno de los quintos de 2001 de San Cebrián de Campos se incorporará a filas. Sin embargo, sí se celebra la quintada, manteniéndose así, y hasta la actualidad, la fiesta de Quintos y la tradición de recitar las cuartetas en la festividad de San Antón.

Algunas de estas recitaciones de quintos de San Cebrián de Campos aparecen recogidas en: Weber-Antón, María Victoria (2017). Un siglo de poesía pinchorrera. Cuartetas de quintos (1912-2012). Palencia: Institución Tello Téllez de Meneses.

Cancionero
¡Oh, glorioso san Antón!,
hoy, 17 de enero,
como manda la tradición,
aquí está un hijo de este pueblo.
 
Como los demás compañeros,
voy a dar mi opinión
de lo que ha sucedido
en esta población.
 
Pero antes de comenzar
y entrar de lleno en la cuestión,
voy a quitarme el sombrero
y saludar al patrón.
 
Antes de comenzar,
hablaremos un poco de mi vida
para luego entrar
en los relatos de esta villa.
 
Cinco cursos en Monzón,
tres en el instituto,
hasta que a los 16 me cansé
y dejé los estudios.
 
Ninguno iremos a la mili
de los quintos de San Cebrián,
pero hemos querido
que la tradición siga igual.
 
Por eso quisiera decir
que ni el fin de la mili
ni el ejército suyo, señor,
no se piense que se me iba a olvidar,
aunque con usted
yo tenga mucha amistad.
 
Hablo del cura de San Cebrián
de Perales y Manquillos,
¿o tal vez a don Jesús le nombrarán
sacerdote de algún otro sitio?
 
Don Jesús insiste e insiste,
que vaya a misa usted me dice,
pero mis amigas me comentan
que estoy mejor matando perdices.
 
Que vaya a misa usted nos dice,
pero la iglesia está muy fría,
más vale que se deje de tonterías
y nos ponga calefacción algún día.
 
Hablando de temas religiosos,
quisiera añadir
que la campana de la ermita
ya no se encuentra allí.
 
Algunos graciosos
consiguieron bajarla
y, que yo sepa,
el pueblo no debió prestarla.
 
Y hablando de campanas,
habría que comentar
que corren el peligro
de poderse rajar.
 
Como fue el caso
de aquella campana
que nos hundieron
en el pueblo de Saldaña.
 
[...]
De ETA voy a hablar,
no se piensen los presente
que se me iba a olvidar.
 
En estos últimos meses
y por todo este poblado
[…]
 
Con esto voy a ir terminando
para dar paso a mis quintas,
que estarán esperando.
 
Si a alguien he ofendido,
espero que me sepan perdonar,
pues mi intención solo ha sido
la tradición conservar.
 
Solo me queda decir
que están todos invitados,
que se pasen por el baile,
que tenemos ahí al lado.
 
Esta noche tendremos
al grupo Quinta Avenida,
espero que se diviertan
y colaboren en su medida.
 
Sean generosos,
que la orquesta hay que pagar,
seguro que los quintos
se lo agradecerán.
 
¡Viva san Antón Abad!
2320c
David Ruiz Rebollar
18
San Cebrián de Campos (Tierra de Campos)
Palencia, España
María Victoria Weber-Antón
Miércoles, 17 Enero, 2001

Debido a problemas técnicos, algunos versos no han quedado registrados en el archivo sonoro.

Este tipo de composiciones son recitadas por los quintos durante las fiestas de san Antón Abad celebradas en San Cebrián de Campos (Palencia). Los recitadores, ataviados con un traje tradicional, declaman montados en una mula.

Nota de María Victoria Weber-Antón:

El 31 de diciembre de 2001 queda suspendido en España el servicio militar obligatorio. Se creará un ejército profesional. La mayoría de los reclutas del año 2001 no tendrá que cumplir el servicio militar, ya que el 31 de diciembre todos los soldados deberían estar ya licenciados.

Por ello, ninguno de los quintos de 2001 de San Cebrián de Campos se incorporará a filas. Sin embargo, sí se celebra la quintada, manteniéndose así, y hasta la actualidad, la fiesta de Quintos y la tradición de recitar las cuartetas en la festividad de San Antón.

Algunas de estas recitaciones de quintos de San Cebrián de Campos aparecen recogidas en: Weber-Antón, María Victoria (2017). Un siglo de poesía pinchorrera. Cuartetas de quintos (1912-2012). Palencia: Institución Tello Téllez de Meneses.

Cancionero
Los quintos nos reunimos
subidos a caballo
pa seguir la tradición
y saludar a nuestro santo.
 
Yo soy David,
nieto de Teyo,
el segundo de la Trini
por orden de nacimiento.
 
Empecé estudiando,
como todos, en Monzón
y luego en Don Orione
pa seguir mi formación.
 
Yo continué,
mientras muchos lo dejaban,
cuatro años en Palencia
y ahora en Salamanca.
 
Y es que mucho dura
la vida de estudiante,
casi cuando termines,
es hora de jubilarte.
 
Al cumplir los dieciocho
toca hacer la quintada,
no porque vayamos a la mili,
sino solo para disfrutarla.
 
Los nacidos en el 82
somos la última promoción,
gracias al ejército profesional
con el que cuenta esta nación.
 
Cuando la única diferencia
que tienen con el anterior
es que para cobrar [...]
 
[...] –tar,
 
y al él le dio lo mismo
que fuera nuclear.
 
Un día se levantó
con ganas de indultar
y los presos se fueron a casa
a celebrar la Navidad.
 
A nuestro país llegó
el mal de las vacas locas
y el gobierno actuó
como si fuera solo una broma.
 
Ganaron la Copa Davis
y el mundial de fútbol sala,
pero hicieron el ridículo
los que fueron a la olimpiada.
 
La democracia funciona,
dicen los políticos,
pero a Norteamérica sin presidente
un mes la tuvimos.
 
Primero que fraude,
luego, papeletas mariposa
y todo el mundo hasta los huevos
de verles hacer el gilipollas.
 
Y hablando de otra cosa,
hay que mencionar
que ya lleva un año
el cura en San Cebrián.
 
Se fue don Francisco,
nos trajeron uno nuevo,
veremos cuánto aguanta
a las vecinas del pueblo.
 
El día de los Santos Inocentes,
por un programa en la radio,
más de uno se creyó
que ya habíamos cambiado.
 
Por la veces que he ido a misa
y por lo que me han contado,
los sermones que suelta
son demasiado largos.
 
Y hablando de la iglesia
y del clero en general,
se ha restaurado el retablo
pa que brille en el altar.
 
Y no solo en el retablo
se han invertido millones,
pues la travesía del pueblo
se ha arreglado de cojones.
 
Empezaron con las farolas
y siguieron por las aceras
y han señalizado un paso
que será pa las ovejas.
 
Otras obras que ha hecho
el ayuntamiento de San Cebrián
es cerrar el frontón
para que se pueda jugar.
 
Levantaron una grada,
por si iban espectadores,
también habría venido bien
una fuente pa los jugadores.
 
Esquinas hay muchas,
pero una muy especial
que los conductores se empeñan
en intentar derribar.
 
Si, ya de por sí,
hay poco espacio para pasar,
si aparcáis alrededor,
es inevitable chocar.
 
Aunque la mayoría ya lo sabéis,
no se me puede olvidar
decir que una de mis quintas
es ahora dueña de un bar.
 
Allí suele ser fiesta
todos los fines de semana
y, aunque tenga que madrugar,
siempre está detrás de la barra.
 
Por si había pocas fiesta,
la autoescuela Ignacio
nos trajo una orquesta
para bailar un rato
 
El grupo de teatro
volvió a funcionar
y cinco jóvenes hicieron
una obra teatral.
 
El Florido Pensil
recorrió todos los pueblos
y consiguió mucho éxito
recordando viejos tiempos.
 
Pero del dinero que se sacó
todos quisieron chupar,
a ver en la siguiente obra
a quién le toca actuar.
 
Y no solo los mayores
hicieron teatro,
pues los más pequeños
también lo intentaron.
 
Tras mucho tiempo, vinieron
a San Cebrián los Reyes Magos
y lo niños se divirtieron
abriendo sus regalos.
 
Viejas tradiciones
se repiten año tras año,
pero hay algunas
que se están olvidando.
 
Este año en la enramada
han pasado cosas raras,
unas sin querer y otras
porque nos dio la gana.
 
A la mañana siguiente
alguna se levantó enfadada,
¿qué ha pasado en mi casa
que no hay ninguna rama?
 
No se pinchó el tractor,
tampoco se acabó el remolque,
pero ya os avisamos
que no era fiesta esa noche.
 
Tal vez ir a cortar ramas
para cortejar a las mozas
en este siglo XXI
esté pasado de moda.
 
El tema se había olvidado
sin que pasara nada más,
pero hay gente que no tiene
otra cosa de qué hablar.
 
En general todo fue bien
y mucho nos divertimos
pasando los últimos días
que quedaban de siglo.
 
La pasada Nochevieja
fue muy accidentada
y en los servicios de los bares
no quedó en pie casi nada.
 
Con uno de los quintos
un buen susto nos llevamos,
por un problema en los ojos
de la espuma que le echaron.
 
Aunque hubo más incidentes,
no les voy a comentar,
pues estaría toda la tarde
y mis compañero quieren hablar.
 
Los quintos os invitamos
a todos a colaborar,
aunque si hay alguien que no quiere,
no le vamos a obligar.
 
Del patrón de los animales
me despido hasta otro año,
en que vendré a las cuartetas,
aunque no sobre un caballo.
 
Y, ya para terminar,
como siempre, pedir perdón,
invitar a todos al baile
y que continúe la tradición.
 
¡Viva san Antón Abad!

Páginas

Suscribirse a 20.7. Textos oralizados y de autor. Recitaciones de los quintos