El hijo póstumo

Referencia: 
0840r
Archivo de audio: 
Informante: 
Leónidas León
Edad del informante: 
45, aproximadamente
Localidad: 
Los Pozuelos de Calatrava
Provincia: 
Ciudad Real, España
Recopilador: 
María del Carmen Hernández Lozano, perteneciente al equipo dirigido por Jerónimo Anaya Flores
Fecha de registro: 
Martes, 10 Noviembre, 1981
Resumen: 

El rey don Alonso se dirige hacia Zaragoza o Granada con su embarazada esposa. En mitad del camino, sufren una emboscada donde mueren todos los hombres de don Alonso. Por el mismo lugar donde apuñalan a la esposa, el niño saca una mano. En su lecho de muerte, la madre pide a una criada que le entregue a la criatura a una dama soltera, a una hermana suya o a su madre. Se lamenta de que haya tenido que nacer en el campo pudiendo haber nacido en una cama. En otras versiones, un pastor que pasa por allí raja el vientre de la madre y saca al niño, al que cría. Este demuestra una gran precocidad en las artes bélicas y, siendo un niño, consigue convertirse en rey de Granada o de España.

Notas: 

La informante indica que el romance lleva por título Romance de don Alonso.

Se repiten los versos pares, menos el 8.Tras repetir el verso 4, la informante vuelve a cantar los versos 3 y 4, repitiendo otra vez este último.

Bibliografía: 

IGRH: 0030

Versión publicada en Anaya Flores (1999: p. 96; música p. 169; procedencia y peculiaridades p. 212) y Anaya Flores (2016: pp. 209-210; música p. 393).

Categoría: 
Romancero
Subcategoría: 
1.1. Romances de contexto épico e histórico nacional
¶: 
Caminaba don Alonso,     don Alonso caminaba;
lleva la reina consigo,     la pobre iba embarazada.
Y en la mitad del camino     le ha ocurrido una desgracia:
mataron a don Alonso     y a la gente que llevaba,
y a la pobre de la reina     le han dado tres puñaladas.
Por donde el puñal entró,     (y) el niño una mano saca.
—No se lo deis a viudita     ni a soltera ni a casada,
dárselo a una tía suya     que lo quiera más que a un alma,
y le diga: “Hijo mío,     hijo de toda mi alma,
nacistes en campo verde     pudiendo nacer en cama”.