La mata de albahaca [ATU 879]

Referencia: 
0353n
Archivo de audio: 
Informante: 
Amalia Gómez
Edad del informante: 
72
Localidad: 
La Overuela
Provincia: 
Valladolid, España
Recopilador: 
Joaquín Díaz González
Fecha de registro: 
Sábado, 1 Enero, 1977
Notas: 

Registro sonoro perteneciente al Archivo de la Tradición Oral de la Fundación Joaquín Díaz (sign.: ATO 00005A 29).

Título indicado en las anotaciones de campo: "La mata de albahaca".

Muchos de los temas de esta entrevista fueron también transcritos en el Catálogo Folclórico de la provincia de Valladolid.

Otros datos de la informante:

Amalia Gómez nació en La Overuela y reside en Valladolid. Su padre era molinero de San Román de Hornija. Vivió también en Arrabal de Portillo.

Categoría: 
Narrativa
Subcategoría: 
¶: 
Era una hija del rey y tenía más…, más | Era un hijo del rey y era una…, unas modistas que había enfrente. Pues una chica, la más pequeña, era muy guapa. Y…, y no le | nunca le hacían caso ni le…, ni le cogían las cartas ni le…, ni le hacían caso. Y ya no sabía qué hacer el…, el ese, y veía que todos los día compraba sardinas a un sardinero. Y va el | El rey se vistió de sardinero y iba pregonando sardinas. Y ella, que la gustaban las sardinas, bajó a por las sardinas enseguida. Y no sé cómo…, cómo fue, pues que…, que la dio un beso. ¡Ay!, pues que se entendieron. Y…, y ya, pues se marchó | Vamos, se marcharon cada uno pa su casa, y él no volvió, ya no volvió a decir del sardinero. Y cuando se enteró | ¡Ah! Volvió luego el hijo y se enteró que había sido el rey el que había dicho eso de…, del sardinero, que había hecho eso, y se enfadó y no volvió a salir al balcón ni nada.
Y…, y ya un día, pues se pone él…, se pone malo de celos, le da una cosa de, ¿cómo se llama eso? ¡En la moral! Se le hace la moral y se pone muy malo. Y llaman a tos los doctores y dicen que el doctor que le cure, que le dan no sé cuánto. Y dice ella:
—Vestirme de…, de… Voy a vestirme de doctor —dice— y me voy a ir a curar a su reverencia [¿...?]
—¿Llevas ahí cruces?—.
—Sí—.
Con que fue y mandó a echar a toa la gente fuera y llevó un rábano. Y le mandó volver y le metió un rábano po’l culo. Y va ella y dice | Y…, y luego ya, después, no sé qué le dice la… | Yo no sé cómo es. Que sale luego la…, la gente y dice que se va a casar con ella y no sé qué. Dice:
—A esta se- Esta señora que ha hecho esto, la querían hacer algo—.
Dice…, dice: —Oiga usted, ¿el rábano del culo ha entrado agudo?—. Decía en el juicio.
Y dic- Y di- Y el otro dice: —Y el beso del sardinero, ¿estaba bueno?