El cura, el sacristán y las patatas

Referencia: 
0514n
Vídeo: 
Archivo de audio: 
Informante: 
Antonio López Melero
Edad del informante: 
70
Localidad: 
Peal de Becerro (Sierra de Cazorla)
Provincia: 
Jaén, España
Recopilador: 
Manuel Rodríguez Arévalo
Fecha de registro: 
Miércoles, 6 Junio, 2018
Notas: 

Este registro ha sido recopilado en el marco del proyecto de I+D (Excelencia) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades “Documentación, tratamiento archivístico digital y estudio lexicológico, histórico-literario y musicológico del patrimonio oral de la Andalucía oriental” (referencia: FFI2017-82344-P), financiado por la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Agradecemos la colaboración de Miguel Cuadros Arias, responsable del Centro de Adultos de Peal de Becerro (Jaén), y de Jovita Rodríguez Bautista, coordinadora de Centros de Adultos de la comarca de la Sierra de Cazorla.

Otros datos del informante:
Antonio nació en Peal de Becerro. Es pintor y ha emprendido proyectos como misionero laico.

Categoría: 
Narrativa
¶: 
En la casa parroquial, pues tenía un... corral muy amplio, que ahora se ha hecho allí un..., un centro parroquial y se han hecho pa meter también los alimentos de Cáritas y to eso allí. Pues en ese corral, pues siempre el sacristán, como vivía en la casa más abajo, pues sembraba él pimientos allí, como había un pozo, pues sembraba patatas, y sembraba de to. Y..., y hubo una temporá que no llovía y que no llovía, y entonces el cura, al terminar la misa, pues en el altar —Molina, como estaba arriba en el coro con el armonio tocando, y estaba el hombre sordo, pues—, dice el cura, dice:
—Agua para las mías patatas—.
Y dice Molina:
—Sol y viento, y agua, no—.
Y dice el cura, dice:
—Pues este año no comemos papas. —Como era tan basto don Horacio.