Murga de Benatae

Referencia: 
0865c
Archivo de audio: 
Informante: 
Trinidad Berjaga Segura
Edad del informante: 
66
Localidad: 
Benatae
Provincia: 
Jaén, España
Recopilador: 
Marta Urea Herrador
Fecha de registro: 
Jueves, 22 Octubre, 2015
Notas: 

Notas léxicas de Marta Torres Martínez:

antojeras: ‘gafas, antiparras’ (TLHA). Esta voz, según observamos en el TLHA, queda recogida en el Vocabulario andaluz (1934) de Alcalá Venceslada.

follón: ‘borrachera’ (TLHA). Según observamos en el TLHA, esta voz se recoge en el Atlas Lingüístico y Etnográfico de Andalucía (1961-73), de Manuel Alvar con la colaboración de Gregorio Salvador y Antonio Llorente, documentado en Andalucía Oriental.

mandurria: ‘bandurria’ (TLHA). Según observamos en el TLHA, esta voz se recoge tanto en el Vocabulario andaluz (1934) de Alcalá Venceslada como en la Alta Alpujarra. Además, cabe destacar que esta voz también se registra en el DRAE (2014): ‘desus. Bandurria. U. en Ál. y Ar.’.

murgistas: ‘murguista’. Murguista: ‘Músico que forma parte de una murga’ (DRAE, 2014). Murga: ‘coloq. Compañía de músicos malos, que en Pascuas, cumpleaños, etc., toca a las puertas de las casas acomodadas, con la esperanza de recibir algún obsequio’ (DRAE, 2014).

Comentario musicológico de M.ª Virginia Sánchez López: ​la partitura se ha transcrito medio tono más agudo.

Transcripción musical: M.ª Virginia Sánchez López

Ocupación y otros datos de la informante:
Trinidad se ha dedicado a la agricultura y a la hostelería (trabajó un año en la Costa Brava). También ha trabajado como auxiliar en el Ayuntamiento de Benatae, entre otras labores.

Partitura: 
Categoría: 
Cancionero
¶: 

Lanona, que es algo burro
y Café, que es algo más,
a ti te mira el Dañino
aunque es malo señalar.

El rubio de las panderas
es un muchacho tragón;
la otra noche allí en mi casa
siete panes se comió.

El que toca la mandurria*
es un chico borrachón;
la otra noche allí en mi casa
vaya follón* que pilló.

Pedro, el de Juan Simón,
solicita pa sereno
y su hermano Juan Antonio
le quiere tomar el pelo.

Ya nos hemos criticado
este grupo de murgistas*;
le daremos la pasada
a las chicas que critican.

Estas chicas que critican
solo lo hacen por amores,
y luego tienen su cuerpo
como el fuelle, pingorones.

Un lunes por la mañana
se fueron al lavadero;
cuatro o cinco desocupadas
y criticando estuvieron.

Que tengan por entendido
que sabemos las que son;
no les hemos dicho nada
por tenerles educación.

Desde que vino la moda
de la flor en la cabeza,
parecen las señoritas
borricos con antojeras*.
 
Las mujeres que se fían
del hombre que están queriendo
que tengan por entendido
que luego salen perdiendo.

Porque el hombre es como el niño,
que llora por el juguete;
ya si ve que lo ha logrado,
lo tira y ya no lo quiere. [Com.]

[Com.: Y aquellos salieron por las calles cantándolas ellos. Ellos estaban solteros, ¿lo sabéis? Cantaban cada uno una murga. Vamos a ver, hablaban |  cantaban | Primero se mentaban ellos y luego pos mentaban.. | Porque a otro día del carnaval bajaron al lavadero,  que el primer lavadero en Benatae se llamaba el “Estajadero”, que lo tenemos ya mu mal, mu viejo, pero es el primer lavadero que había. Y los lunes bajaban las muchachas a lavar, las mujeres, las muchachas, pos toas así se bajaban al lavadero. Y entonces, como ellos estuvieron toa la noche dando la murga, fue  una murga lo que sacaron, pues ahí lo comentaron. Las que eran un poco más ricas, en Benatae había | ahora no, pero entonces había las que eran más… y las  otras más pobres. Y estaban lavando, y claro, las ricas decían (las ricas, por  decir algo, pero bueno) que los suyos no habían sacao ninguna murga tan bonica como los otros. Que era preciosa, que era tal y que era cual. Y ellas  estaban lavando en el lavadero con… toas. Y cuando subió ella tenía un hermano en la murga esta y el novio, que era mi papa, y se lo dijo a ellos. Y entonces  ellos sacaron esa].