Hoy, diecisiete de enero

Referencia: 
2193c
Vídeo: 
Archivo de audio: 
Informante: 
Eloy Castañeda Martínez
Edad del informante: 
18
Localidad: 
San Cebrián de Campos (Tierra de Campos)
Provincia: 
Palencia, España
Recopilador: 
María Victoria Weber-Antón
Fecha de registro: 
Jueves, 17 Enero, 1985
Notas: 

Este tipo de composiciones son recitadas por los quintos durante las fiestas de san Antón Abad celebradas en San Cebrián de Campos (Palencia). Los recitadores, ataviados con un traje tradicional, declaman montados en una mula.

Nota de María Victoria Weber-Antón:

En 1985 se adelantó la edad de ir al servicio militar un año. A partir de ahora se irá a la mili el año en que los chicos cumplen 19 años y no 20, como antes. Por este motivo, en 1985 se juntaron dos quintadas, los nacidos en 1965 y en 1966.

 
Bibliografía: 

Algunas de estas recitaciones de quintos de San Cebrián de Campos aparecen recogidas en: Weber-Antón, María Victoria (2017). Un siglo de poesía pinchorrera. Cuartetas de quintos (1912-2012). Palencia: Institución Tello Téllez de Meneses.

Categoría: 
Cancionero
¶: 
Hoy, diecisiete de enero,
san Antón de Monreal,
celebra el mundo católico
su fiesta tradicional.
 
A mí nunca me ha gustado
anticiparme a este evento,
lo hago por tradición,
lo hago porque lo siento.
 
A tu puerta me humillo
mostrándome sincero,
como debe ser un hombre
cuando le llega el momento.
 
Como es tradición del pueblo,
qué les debo de decir
que el oficio que yo tengo
todos saben que es albañil.
 
Y ahora la agarro de la punta
y ahora la agarro del medio
y ahora la voy a sacar
para que la vea todo el pueblo.
 
Con esta paleta
que mi padre me ha dejado
de ahora en adelante
ganaremos los garbanzos.
 
Compañeros y vecinos,
no sé si [¿…?],
pues nos hemos juntado
los quintos de dos años.
 
Y si ustedes se preguntan
por qué nos hemos juntado,
yo les puedo recordar
que la mili han adelantado.
 
Ahora con el PSOE
ya podemos beber agua,
pues nos han puesto una fuente
en la orilla de la plaza.
 
La millonaria la llaman
a la fuente de la plaza,
no sé si es que costó mucho
o es que vale plata.
 
En alimentación Milagros
dos veces han robado,
irán por la tercera
¿o ya se habrán olvidado?
 
Y con esto de las tiendas,
que, como hemos dicho, en una ya han robado.
Llamaron a los guardias
para ver quién había firmado.
 
Trajeron a Los Chanflis,
no vinieron a tocar;
mandaron a cuatro tontos
que venían a ensayar.
 
Yo de las fiestas
mucho no les quiero hablar,
pues los del sábado
no sabían ni tocar.
 
Después de cenar,
recogieron para marchar
cuando vieron puesto el equipo
y que la gente les quería echar.
 
Cambiando de conversación,
de las mujeres voy a hablar
para cuando vayan a comprar
tengan de qué parlar.
 
Las mujeres de este pueblo
ya no paran en casa,
unas recorriendo tiendas
y otras haciendo gimnasia.
 
Y con esto de la gimnasia,
mujeres de este gran pueblo,
¿ya tenéis entretenimiento
o lo hacéis por pasar el tiempo?
 
Mocitas que me escucháis,
para que no se las eche de menos,
de las mozas voy a hablaros
y también de sus defectos.
 
A Palencia os marcháis
y luego a Carrión
y yo digo, chavalas,
¿para qué tanta diversión?
 
Y digo:
¿para qué tanta diversión,
si las horas extras
las vais a hacer en Carrión?
 
Todos los domingos
nos vamos a la discoteca a bailar
y si miramos una por una,
las más simpáticas, las de San Cebrián.
 
Yo quedo convencido
y, además de verdad,
que de aquí del pueblo
tengo una ojeada ya.
 
A mí me parece simpática
y mirándome está,
no te pongas colorada
que la cosa se va a enquistar.
 
Ahora que hemos hecho rampla
para los que les cueste levantar la pata
y para los demás que no se tropiecen
cuando vayan…, y no tenga ninguna desgracia.
 
Con esto de las calles
que muy pronto hemos empezado,
pues a Pedro Zapatero
ya le han puesto de encargado.
 
A toda la gente
que venga esta noche a bailar,
a la hora de pasar con el sombrero,
no se echen hacia atrás.
 
Siempre cuando se pasa el sombrero
hay gente que se esconde,
aunque siempre son los mismos
y todos les conocen.
 
Por último, señores,
yo solo les digo
que mi cuarteta
les haya entretenido.
 
Si a alguien he faltado,
no ha sido esa mi intención,
les pido mil disculpas
y nos dé su bendición.
 
Ahora ya me despido
dejando a las quintas hablar,
no sea que se cansen
de tanto esperar.
 
Adiós, san Antón bendito,
Adiós, san Antón Abad,
hasta otro año, si Dios quiere,
que te venga a saludar. [Com.]
 
[Com.: ¡Viva san Antón Abad!]