El agua salta en la fuente

Referencia: 
2281c
Vídeo: 
Archivo de audio: 
Informante: 
Antonio López Melero
Edad del informante: 
70
Localidad: 
Peal de Becerro (Sierra de Cazorla)
Provincia: 
Jaén, España
Recopilador: 
Manuel Rodríguez Arévalo
Fecha de registro: 
Miércoles, 6 Junio, 2018
Notas: 

Este registro ha sido recopilado en el marco del proyecto de I+D (Excelencia) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades “Documentación, tratamiento archivístico digital y estudio lexicológico, histórico-literario y musicológico del patrimonio oral de la Andalucía oriental” (referencia: FFI2017-82344-P), financiado por la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Agradecemos la colaboración de Miguel Cuadros Arias, responsable del Centro de Adultos de Peal de Becerro (Jaén), y de Jovita Rodríguez Bautista, coordinadora de Centros de Adultos de la comarca de la Sierra de Cazorla.

Otros datos del informante:
Antonio nació en Peal de Becerro. Es pintor y ha emprendido proyectos como misionero laico.

Categoría: 
Cancionero
¶: 
 
[Com. 1] El agua salta en la fuente
dibujando mil figuras
caprichosas de serpientes.
Agua cristalina y fresca
que de Majuela provienes,
traedme sueños de sierra,
ya que en tales nacieres.
 
Tu fuente estrellada
parece un lucero
en medio del mar
que meciéndose en sus olas
quisiera saltar.  [Com. 2]
 
Antonio, tú me dijistes
que este agua tan pura
que hoy bebemos
nace entre troncos
de olivos viejos,
despedazándose después
en múltiples brazos
que marchando
riegan los campos.
 
[Com. 1:
[Antonio]: Vino el gobernador Pardo Gayoso a inaugurar el agua aquí a Peal, que hicieron una fuente, la fuente que tenemos ahí en la plaza.
[Recopilador]: ¿Eso fue en qué año aproximadamente?
[Antonio]: ¿Eh?
[Recopilador]: ¿En qué año fue?
[Antonio]: Sesenta y seis o por ahí o sesenta y siete, sí. No me acuerdo exactamente la fecha. Y entonces, pues, como tengo yo todavía el periódico guardao de entonces, pues, como la fuente era de estos muchos cañillos que iban a la taza y, cuando dieron el agua ya y eso, que la enchufaron, la primera cuando vino el agua. Y luego ya después, un día me se ocurrió y saqué yo una poesía de..., del agua y se la dediqué a un amigo. Y entonces dice así:]
 
[Com. 2: Entonces ya la dedico la poesía.]